martes, 7 de noviembre de 2017

Flores de Bach y Nutrición XX: Mimulus, una comida de miedo

Nada mejor en estas fechas de "truco o trato" y calabazas de aspecto muy feroz, que hablar de Mimulus, que en relación a la comida está indicada a aquellos para quienes la alimentación es, en ocasiones,  motivo de espanto, ya sea por experiencias pasadas de intoxicaciones o indigestiones, o simplemente a causa de su naturaleza sensible y asustadiza.





El Dr. Bach describía estos perfiles como individuos que padecen de miedos "cotidianos", y ¿qué hay más cotidiano que la comida? Ya sea miedo a engordar, a intoxicarse, a la diabetes, al colesterol o a la hipertensión, lo que debería ser una conciencia de prevención en relación a los alimentos, para estos individuos el pan nuestro de cada día se convierte a menudo en motivo de temor y sufrimiento.

Sus miedos, aunque exagerados, no son totalmente infundados pues estas personas son, efectivamente, de naturaleza sensible en todos los aspectos de su ser. Por lo tanto, son más vulnerables que la media a empachos y otros efectos negativos que algunos alimentos pueden causar, y es posible que hayan sufrido en el pasado algún episodio alimenticio desagradable que haga aflorar su desasosiego frente a una fuente de marisco o un simple bol de cacahuetes.

Pero no siempre es el caso, pues su susceptibilidad les hace a menudo mirar con recelo las recetas atrevidas en una cena mundana, así como los platos exóticos que los viajes nos invitan a descubrir. El tipo Mimulus no es, pues, adepto a las extravagancias culinarias ni, mucho menos, al turismo gastronómico, lo cual puede hacerle pasar por insociable o aburrido. Lo cierto es que este individuo es simplemente víctima de su pavor.

En el estado positivo, Mimulus nos aporta un gran sentido de la prevención en cuanto a la alimentación, sin que ello suponga un mal trago. El individuo aprende a integrar sus miedos y a atreverse a descubrir, disfrutando de la excitación de lo desconocido, sin transgredir los límites. Y sobretodo, a escuchar su cuerpo sin asustarse y actuar en consecuencia.

Un perfil Mimulus transformado puede sin duda preservar su salud comiendo en la medida justa sin dejar, por ello, de disfrutar de la vida.


No hay comentarios: